viernes, 18 de septiembre de 2009

INGRESO EN MEDICINA ETERNA (y II): NOCHE DE MIEDO


Paco Penas no pasa por su mejor momento, sin duda. Al ataque flagrante a su YO a través del menosprecio sistemático a su DIGNIDAD e IDENTIDAD, se une ese progresivo "acojonamiento" que crece conforme pasan las horas y las paredes del Hospital parecen cerrarse más y más en torno a su persona.
Una vez que Paco (el "nuevo" 305-2) ha conseguido su pastillita "de la felicidad" parece que los problemas pueden empezar a tener solución; quizás una buena infusión de tila doble bien caliente, atempere sus nervios y le permita siquiera conciliar un dulce y reparador sueño.
Pero Morfeo (Dios de los Sueños), que habita en todos y cada uno de los rincones de este planeta, por desgracia.....no ha pisado en su puñetera vida Medicina Interna ni el Hospital de La Línea.
Cuando Paco reposa tranquilo y parece entrar en ese duermevela que precede al sueño profundo, una vocecilla lejana agita su frágil consciencia....
"Antoniaaaaaaaaaaaaaaaa...." ....dice la voz.
Paco se da media vuelta pensando que se trata de un mal sueño, y por unos segundos así parece....
"Antoniaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa".....la voz ha aumentado ligeramente de potencia...Paco abre un ojo pero se resiste a despertar del todo....pasan los segundos......silencio sepulcral..........el ojo abierto de Paco vuelve a ir cediendo al cansancio del ajetreado día.......todo vuelve a la paz y la normalidad........
"ANTONIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!"
Paco pega un brinco que casi le hace caer de la cama, y siente como el corazón se le sube a la boca mientras los latidos martillean sin piedad su cabeza......
El anciano desquiciado de la cama de al lado comienza a hacer una demostración palpable de que "la fuerza y resistencia del grito es directamente proporcional al producto de la edad y número de patologías del paciente, e inversamente proporcional al cuadrado de las benzodiacepinas pautadas" (Teoría del Desbolillamiento, pendiente de demostración científica aunque real como la vida misma).
"ANTONIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!" Paco se pone en pie nervioso, y apenas acierta a introducir sus pies en las zapatillas que su esposa le trajo de casa....de hecho consigue ponerse una bien, mientras la otra baila peligrosamente en su dedo pulgar.....
"ANTONIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!"
Pero por Dios, de dónde saca esa fuerza este hombre (balbucea Paco, a la vez que se avalanza torpemente al llamador y pulsa el timbre para avisar al personal de planta....)
El timbre suena una vez, dos veces, tres veces,...a la cuarta parece que alguien apaga la llamada.
"ANTONIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!"
La puerta se abre y una chica con pijama blanco le pregunta.....¿Qué pasa?.....cómo que qué pasa...ha llamado usted al timbre, ¿no?....claro, ¿no lo escucha?.........
"ANTONIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!
Ahhh, está llamando a Antonia....sí, sí, eso está clarísimo, no hace falta que me lo diga, ya soy capaz de escucharlo yo solito sin ayuda........Es que Antonia es su hija.....como si es la Ministra de Fomento, oiga........normalmente sólo viene por las mañanas, y lo dejan solo la tarde y la noche....¿pero así? ¿en ese estado? ¿dando voces?.....la enfermera se encoge de hombros...En esta planta es lo habitual, pero no se preocupe que vamos a ver si se le puede dar "algo" para calmarlo.
Paco Penas, despeinado, ojeroso y con los nervios a flor de piel se sienta en su sillón y se coloca bien la zapatilla que le bailaba. Pasan los minutos, y aproximadamente 12 "Antonias" más tarde (nueva unidad de medida del tiempo a partir de esa noche) la enfermera vuelve con una jeringuilla fina y un algodón.
Es que su médico no le había pautado nada en su tratamiento, y he tenido que llamar al Internista de Guardia....
Internista de Guardia.....tres palabras fatídicas que perseguirían a nuestro protagonista en sucesivas jornadas....pero eso es otra historia...
Tras unos minutos eternos (perdón.....unas 35-40 "Antonias"), parece que el anciano cae rendido por el milagroso fármaco administrado....Paco mira su reloj......las 3 de la mañana.....me voy a acostar que mañana me tienen que sacar sangre temprano.
En la oscuridad de la noche, todo vuelve a la más absoluta normalidad; el silencio inunda el pasillo del hospital que solo se ve alterado por la lejana conversación de los enfermeros y auxiliar de turno y por el leve cimbrear del viento que golpea la ventana....
Todo vuelve a su cauce y Paco consigue conciliar un sueño profundo.....sueña con que está en casa, viendo el partido de la Champions con una hermosa y fría cerveza en la mano y un bocata de lomo bien calentito.....El R.Madrid ataca y encierra en su área al Milan.....Cristiano Ronaldo centra un balón preciso a la cabeza de Raúl que está solo en el área y cabecea con fuerza... el portero está batido y el balón vuela hacia la portería...... y de repente...

ANTONIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

5 comentarios:

Toñi Flower dijo...

Alberto, me encantan tus relatos y la forma de redactar que tienes, pero no tenías otro nombre en todo el santoral??

Alberto, Preticante dijo...

Todo tiene su por qué, Toñi. Te puedo asegurar que el 80% de los abuelos desbolillados, cuando llaman a alguien suele llamarse "Antonia". Me limito a plasmar la estadística.
P.D.: no es nada personal, lo juro!!!

Andoni dijo...

Al final vas a tener ke enviar esto a una editorial!!!
Esta tomando forma y al final tendras miles de fanes como el Dan Brown!! Ja Ja Ja

Toñi dijo...

Sé que no es nada personal...No vayas a dejar a Paco Penas mucho tiempo soñando, estamos impacientes por seguir leyendo.

Vicky dijo...

Esto es genial, pobre paco penas.Estoy de acuerdo con toñi en que no dejes a paco mucho tiempo durmiendo porque queremos saber que le pasa a paco y al abuelito con la antonia, pero dejalo por lo menos hasta el final del partido para ver como el madrid le gana la milan.Jaajajaja. Ahora en serio esto es genial y ademas muy divertido. BESITOS.