miércoles, 11 de abril de 2012

EL PACIENTE INGLES








Share/Bookmark



Pasaban los días y Paco Penas aguardaba con suma paciencia el más mínimo atisbo de mejora en su estado de salud que le permitiera vislumbrar el final del empedrado camino que comenzara a andar semanas atrás, con su reingreso forzado tras su episodio cardiaco. Cierto es que en esta ocasión, el bueno de Paco no podía quejarse de aburrimiento...ni muchísimo menos. Los acontecimientos que pasaban día tras día en aquella unidad de Medicina Interna, convertían las jornadas en un show propio de la sobremesa televisiva....un "Sálvame" en versión hospitalaria donde (por primera vez) más que Belén Esteban, él se sentía espectador... Su universo "de pasillo de hospital" no sólo le proporcionaba ya quebraderos de cabeza. También el destino le obsequiaba con momentos divertidos que lo arrancaban gracilmente de la oscura monotonía a la que solía estar acostumbrado.


Uno de esos maravillosos momentos de divertimento, sin duda , se produjo con el alta de su compañero Gregorio Barilla....y el posterior ingreso de un personaje muy pintoresco. Alto, de incipiente ancianidad, huesudo, de barba canosa y ligeras gafas metálicas apoyadas en su aguileña nariz, de elegantes movimientos, educado y con acusado porte señorial. A Medicina Interna llegó el glamour de un "Gentleman" a la antigua usanza: Mr. Seymour Randall Paxon....o Mr. Paxon, como coloquialmente (y con cierta sorna) se le dirigían los profesionales de la unidad.


Nadie sabía a ciencia cierta el por qué de su ingreso en la planta. Unos decían que era por un proceso respiratorio crónico....otros que por un problema eminentemente familiar y social...hay quien sospechaba de algún tipo de "mercadeo" asistencial de dudosa moralidad por parte de algún médico...El caso es que el ingreso de Mr. Paxon no pasó desapercibido para nadie.Paco Penas entabló una rápida y franca amistad con Seymour, ya que andaban en la misma sintonía en cuanto a educación y buenas formas. Uno a la inglesa, y el otro a la española. Intercambiaban vivencias, anécdotas...y mientras Paco se esforzaba en aprender (ya que por fin tenía la oportunidad de disfrutar de un profesor nativo) algo del lenguaje anglosajón, el bueno de Seymour no dudaba en profundizar en los conocimientos de un español con reminiscencias del "andalú de Cai", que manejaba con soltura...no en vano llevaba ya un par de décadas viviendo en España. Aun así, para Seymour el lenguaje español aún le guardaba alguna sorpresa...

Cierta mañana, aparece por las puertas de la planta el internista de la habitación de Paco y Seymour....con mal aspecto, algo desliñado, ojeroso, despeinado, ojos irritados y llorosos. En su mano derecha sostiene un kleenex arrugado y usado, y del bolsillo derecho de su impoluta bata blanca asoman varios paquetes de pañuelos de papel, que parecen ser abiertos a discreción.De vez en cuando se lleva el kleenex arrugado a su nariz, ya rojiza y casi despellejada del roce con el papel. Se cruza con otro internista, que al verlo de esa guisa pregunta...

- Quillo....¿qué te pasa?...

- Dada, dada...(snif) que ed bis días libres be fui a la bodtaya, a Sierra Devada y be he pillado ud resfriado de darices....(snif).

- Ya veo, ya...pues nada...cuídate, pasa prontito la sala y vete para casita.

- Ed eso estoy...(snif).


Entra en la habitación, deposita las carpetas con las historias clínicas sobre una de las camas y comienza a hablar con Mr.Paxon.

- Buedos días....Usted idgresó ayer...¿cóbo se edcuedtra?...

- ¿Perdoun?...You no lo entiendou....

- Digo que si se siedte bien...

- Buenou....un pocou mehor...


Paco Penas contempla la escena con ojos de plato...ni pestañea...si ya el acento "angloandalú" de Seymour le resulta simpático, el hecho de asistir a una conversación de este tipo le recuerda a los clásicos "diálogos para besugos" que solía leer en el TBO de su tierna adolescencia.Se acomodó en el sillón, apoyó un codo en su rodilla, y sobre la mano su barbilla, dispuesto a presenciar otro espectáculo de esos que solamente le proporcionaban en Medicina Interna...

- Buy bien, buy bien (snif)...buedo, desde que idgresó por urgedcias se le han bad-dado hacer uda serie de pruebas (snif), y aúd estabos ped-diedtes de alguda prueba bas....

- ¿una prueba bas?....¿qué prueba es esa, doctor?

- Do, do...do be ha edted-dido (snif)....do es uda prueba, digo uda prueba bas....


Seymour pone cara de extrañeza y mira de reojo a Paco Penas, intentando recibir una explicación coherente a lo que escucha, pero éste se limita a taparse la boca con su mano y asomar sus patas de gallo alrededor de sus ojos mientras su risa apagada le hace convulsionarse levemente....


- Mi me han hechou ya un X-Ray...comou se dice....radiougrafía...y un....Blood Test...análisis de sangrei...¿lo ha vistou, doctor?

- Sí, sí, y todo es cobpletabedte dorbal (snif).

- ¿Cómou??


Paco no puede aguantar más la risa...en un principio es un "jiji" sutil, casi imperceptible....pero va aumentando en sonoridad conforme se intensifica el color rojizo de su cara, y la expresión de incredulidad de Seymour.

- Verá, verá....(snif)- el doctor mira el nombre del paciente para cerciorarse de que no se equivoca al dirigirse a él..- ...verá....Seybour....¿do?

- Seymooooouuuuur......- alarga Mr. Paxon vocalizando de forma exagerada e intentando que el médico pronuncie bien su nombre.

- Si, eso he dicho, Seybour....(snif)...

- Seyyyymmmoooouuuurrrr.....

- Seeeyyyyybbbbbbooourrrr.....buedo, buedo.... seyor Paxon (snif). Le decía que aud es prodto para hacer ud diad-dóstico de su doledcia (snif). Decesitabos estudiarlo detedidabedte duradte udos días bas.

- ¿Bas?...la prueba que usted me dijou antes, doctor?

- Dooooo, dooooooo....olvídese de la prueba, hob-bre de Dios...(snif)

- Mi no entiendou que me quiere decir....

- Que vabos a teder que vigilarlo estos días...(snif) le he pedido udos hebocultivos por si tiede fiebre, y segurabedte será decesario poderle algúd adtibiótico ed su tratabiedto.


Y ante la cara de pócker de Seymour, el médico, desesperado y abriendo los brazos en cruz alzó la voz lanzando una pregunta al aire...

- ¿Alguied sabe dód-de puedo edcodtrar ud idtérprete?....

A lo que Paco Penas, respondió sin parar de reír....

- ¿Para Seymour?..¿o para usted???






1 comentario:

Ana Belén López Cadenas dijo...

Jajajajajajajajajajajajajajaja ( cojo aire) jajajajajajajajajajajajaja. Auténtico, es que me lo estoy imaginando jajajajajajaja. Un gran relato .Enhorabuena.
Os invito a que os paséis por mi blog cuando os apetezca.
Jajajajajaja Paco Penas es genial jajajajaja.
http://www.chupetetiritapintalabios.blogspot.com
Un saludo.Ana López