viernes, 8 de octubre de 2010

EL "CHORI"....Y EL PRIZIDENTE (1ª Parte)



Share/Bookmark




Paco Penas firmó su alta voluntaria en el mostrador del control de enfermería, tomó en sus manos varias bolsas de plástico donde portaba sus pertenencias, y resoplando como quien deja atrás un auténtico infierno, caminó hacia los ascensores.


Mientras esperaba a que llegara el "elevador salvador" que lo transportara a la planta baja, y a la libertad de la calle, no paraba de pensar en la cantidad de sucesos que había soportado estoicamente y que pusieron a prueba no sólo su salud, sino su propia cordura.

Una última mirada al pasillo de aquella planta....Paco vislumbra la reconocible figura del otrora compañero de habitación, Zé Manué "El Chori", que lo observa plantado inmóvil y hace ademán de levantar la mano para despedirse.

Finalmente Paco se introduce en uno de los ascensores y desaparece....


El Chori sigue mirando hacia los ascensores con aire melancólico y el alegre celador de la mañana se le acerca para animarlo y le dice....

- ¿Qué?....lo vas a echar de menos ¿verdad?.

El Chori sin pestañear contesta.


- No paza ná...tengo su móvil...


- Eso está muy bien, así lo puedes llamar y habláis cuando queráis. No, si al final seréis amigos y todo....



Efectivamente, el Chori tenía el móvil de Paco. Concretamente un Nokia 2680 Slide de color azul, con bluetooth y cámara VGA incorporada que se había comprado poco antes de su ingreso en la planta. En uno de tantos descuidos mientras recogía sus cosas, el Chori consiguió sisarle el teléfono en cuestión y lo sustituyó por el mando de la TV.


Para cuando Paco se dió cuenta del trueque, el Chori ya había llamado siete veces a la Chana, dos veces a su primo Zequié, cuatro a su tío Uzebio, el de Leganés, y unas catorce a números de líneas eróticas.

Posteriormente, con la cámara se hizo una foto asímismo sonriendo y dejando entrever sus innumerables huecos dentarios, y una última foto bajándose el pantalón y enseñando el culo, que envió después a todos los contactos de Paco.

Una última llamada al primo Zequié, que recogió el móvil bajo la ventana y se lo llevó para vendérselo al chino....el negocio le había salido redondo al Chori.



Algo pasaba aquella mañana en el hospital. Cuando el Chori había salido a las escaleras a fumarse medio paquete de tabaco, se había dado cuenta de que el movimiento en el personal era un tanto nervioso y caótico. Los directivos y supervisores caminaban nerviosamente de un lado a otro dando órdenes y más órdenes, y el personal de seguridad parecía más numeroso que de costumbre....¿qué estaba sucediendo?

El Chori, intrigado, le pregunta a una de las auxiliares y ésta le responde:



- Es que hoy viene a La Línea el Presidente de la Junta de Andalucía, y dicen que a lo mejor visita el hospital.


- Aaaahhhh, por ezo han cambiao laj banderitaj de Ejpaña y de Andalusía, ¿no?...claaaaaro, ahora están má nuevesita, pa que laj vea er prizidente....y por ezo laj limpiadora ejtan friega que te friega por to loj lao....


- Hombre, hay que tener esto decente para una visita importante.


- Pódía vizitannos to loj día, ¿verdá?, ja-ja-ja-ja.....




Tras un par de horas de intensa actividad hospitalaria, el Chori observa una multitud concentrada en la puerta del Hospital. Reconoce a varios profesionales sanitarios que visten sus mejores galas, y una espesa nube de periodistas y fotógrafos se pelean por cada metro cuadrado de espacio.

El Chori se desliza sigilosamente hasta los ascensores y llega a la planta baja. Plenamente consciente de que el tumulto de fuera es enorme, se infiltra entre la multitud con su pijama celeste tres tallas más grande y aguarda pacientemente, sin hacerse notar.



A lo lejos un imponente coche gris metalizado con la bandera andaluza en el capó, escoltado por dos guardias civiles en moto se aproxima a la entrada. Los flashes se disparan, los codazos vuelan, y los directivos sanitarios enseñan sus sonrisas profidén (ellos se ponen derecho el nudo de la corbata; ellas se atusan el pelo con delicadeza). El Chori ya lleva "recolectadas" dos carteras, un mechero y un cupón-descuento de Carrefour.


La puerta se abre, y un señor impecablemente trajeado se baja del vehículo mientras cuatro enormes guardaespaldas (con Ray-Ban último modelo, y muy malas pulgas) le rodean apartando a manotazos a la gente. Las ráfagas de flashes aumentan de intensidad....el Chori ya tiene cuatro carteras.

El griterío es ensordecedor....¡¡Sr. Presidente!!....¡¡Sr. Presidente!!...Unas palabras para Canal Sur....¡¡Aquí, Sr. Presidente!!....Por favor, unas palabras...¿Cómo está siendo su visita al Campo de Gibraltar!!!...Por favor....

El Chori se acerca al reportero de Canal Sur y le dice al oído...

- Asín no te va a sé caso en la vía, amigasho....déjame a mí.


El Chori coge aire en sus raquíticos pulmones, ahueca sus manos alrededor de la boca en forma de altavoz y grita de forma prodigiosa:

- ¡CAAAAAAAAABEEEEEEEEEEEEESAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!



El silencio es sepulcral. Todos buscan al culpable de tamaña afrenta y dirigen su mirada hacia donde está el Chori, que con su dedo índice señala acusatoriamente al reportero de Canal Sur que lo mira pálido y sudoroso.


- Y-Yo.....le juro que no.....yo no.....él vino y.......después me dijo que.....¿no pensará que yo....?.....



Y mientras volvía el griterío y la confusión a la muchedumbre, el Chori escapó de camino a la planta, no sin antes llevarse la cámara del fotógrafo del "Europa Sur" entre las ropas.

Era una excelente ocasión para ganar dinero...y el Chori no iba a dejar pasar la ocasión....faltaría más.


(CONTINUARÁ....)


3 comentarios:

Lola Montalvo dijo...

Ay, Preticante, lo cuentas y lo cuentas tan bien que parece que lo veo. Ese Chori es de lo peor... niño, ¡qué agobio! A ver si le dan de alta de una vez y se larga.
Besos miles

Alberto dijo...

Gracias, Lola.
El "Chori" es imposible de echar...se irá cuando le apetezca irse, y me ha dicho al oído que empieza a sentirse cómodo en el Blog...jajaja.
La historia tiene que dar todavía alguna que otra vuelta rocambolesca, con el Chori de acróbata principal...y no os ovidéis de Paco Penas...tendremos noticias suyas.
Gracias por las palabras de apoyo, tanto por aquí como en Facebook.

dra jomeini dijo...

Jajajajaja, el "Chori" es todo un pieza...